Esta semana han publicado en Expansión un artículo co-escrito con Rodrigo García de la Cruz. Juntos hemos analizados los factores de éxito del Bitcoin dentro del sector Financiero
Artículo en expansion
Transcripción:

Tras más de 7 años de crisis por fin podemos decir que el sector financiero ha dejado atrás lo más duro y afronta el futuro con cierto optimismo. Se podría decir que lo peor ha pasado y que se comienza un dulce camino hacia la recuperación, el crecimiento y sobre todo el restablecimiento de los ratios, encabezados por el de la rentabilidad.Pero este camino no está libre de nuevos desafíos a los que la banca mundial tendrá que hacer frente y gestionar de la mejor forma posible. Uno de estos grandes retos serán las monedas digitales, encabezadas por Bitcoin, que se caracterizan por ser uno de los cambios más desconocidos a la vez de uno de los más disruptivos.Estas monedas no están pasando desapercibidas en algunos países. El propio Banco de Inglaterra consideraba recientemente que Bitcoin era el “internet de las finanzas” y se ha filtrado que están estudiando la posibilidad de que el propio banco central pudiera emitir su propia moneda digital, como George Osborne tuiteaba recientemente.Su futuro es realmente muy prometedor y por parte de algunos ya comienza a considerarse como la próxima revolución financiera. Pero, ¿qué están haciendo las entidades financieras al respecto? ¿Es una amenaza para el sector o puede convertirse en un aliado?

Las respuestas no son triviales, pero vamos a intentar desgranar algunos hitos que se están produciendo al respecto.

Bankinter fue el primero en apostar por esta nueva tendencia con la inversión en Coinffeine, una start-up española de Bitcoins que está desarrollando una plataforma que permite, de forma segura y anónima, el intercambio descentralizado de divisas y bitcoins entre personas.
Más recientemente, BBVA sorprendió con la inversión en Coinbase, compañía fundada en junio de 2012 en San Francisco que ofrece a consumidores y empresas la posibilidad de comprar, vender y realizar transacciones fácilmente con Bitcoin. Además provee a los desarrolladores las herramientas necesarias para crear nuevas aplicaciones sobre su plataforma tecnológica.
Observando estos dos movimientos aislados en nuestro país, y la revolución que viene de la mano de estas monedas, podríamos decir que el sector aún no se ha percatado de las posibilidades que esta nueva tecnología puede ofrecer.

Muchos se preguntarán si el realmente el protocolo Bitcoin está suficientemente maduro para ser utilizado a nivel masivo en las grandes empresas y en las entidades financieras. En este punto nos surge otra cuestión, ¿será posible que en el corto plazo el público general lo adopte en su día a día? ¿o en cambio existen aún ventajas suficientes para desbancar a la tarjeta de crédito tradicional?

Algunas claves del éxito a día de hoy:

Por un lado como herramienta financiera en todo tipo de transacciones donde Bitcoin tiene un gran potencial, puesto que el precio del mismo y por lo tanto, su volatilidad, no afecta. Por ejemplo, si se quiere enviar dinero desde el punto A al B, deberíamos bloquear órdenes de compra (EUR a BTC) en origen y venta (BTC a USD) en destino. Una transacción en Bitcoin se considera segura pasada una hora, por lo tanto en ese tiempo podríamos realizar una transacción entre USA y España de forma segura y con un coste, dependiendo de la cantidad enviada, muy por debajo de un Euro.

Otro de sus puntos fuertes serán los contratos inteligentes o Smart Contracts, basadas en la programación que es una de las capacidades que tienen las transacciones con Bitcoin. Esto le permite añadir cierta lógica (o contrato) a una transacción. El ejemplo más sencillo sería la multifirma utilizando el Blockchains, que permite que una cantidad de Bitcoins sean firmados por 3 o más personas, y que para disponer de esos fondos sea necesaria, como mínimo, la firma de dos o más de los propietarios.

Una de las más curiosas aplicaciones de las monedas digitales son las Colored Coins. Este tipo de divisas permitirán a los desarrolladores crear Propiedad Inteligente en una capa superior del blockchain de Bitcoin. En este caso no es necesario adquirir nuevas monedas, sino que utilizando bitcoins, podrían transferirse activos peer-to-peer. Si el unimos esto a los contratos inteligentes, podremos desarrollar un sinfín de aplicaciones financieras de intercambio entre dos o más titulares.

Todo esto puede sonar a un futuro más cercano a la trilogía “Matrix” que a nuestra realidad financiera, pero muchas de las aplicaciones comentadas aquí ya están funcionando en algunos países. ¿Cómo afectará al sector financiero? ¿Serán capaces de buscar sinergias antes de que sea demasiado tarde?

Algunos países están más avanzados en esta área, como es Holanda, donde tanto el Banco Central Holandés, cómo sus tres principales bancos holandeses, ING, ABN Amro y Rabobank, han comenzado a investigar que usos le pueden dar a la tecnología del blockchain para mejorar sus sistemas de pagos. Precisamente, el ex-ministro de finanzas de Holanda participará en el evento más importante sobre monedas virtuales en nuestro país, el Digital Currency Summit de Madrid del próximo 23 de Abril, que tiene como objetivo reunir a los mayores expertos mundiales en la materia para dar respuesta al desafío que esto supone dentro del sector financiero español, que ha pasado del recelo a la curiosidad por el Bitcoin.

El tiempo arrojará más luz sobre este tema, pero lo que parece claro es que cada día es más necesario para los directivos del sector conocer que se está desarrollando más allá de las fronteras bancarias.