¿Quién Soy?

Tras estudiar una ingeniería en telecomunicaciones decidí malgastar todos mis amplios conocimientos en electrónica y dedicarme al apasionante mundo del desarrollo web. Reconozco que fui un empleado incómodo, demasiado inquieto como para tener un trabajo fijo más de dos años seguidos. Sólo Softonic me sentó la cabeza, al menos por un tiempo, y tras cuatro años de aprendizaje en el departamento de Labs me decidí a montar mi propio negocio.

Desde entonces no me gustan las etiquetas, en realidad las detesto, ya que limitan nuestro potencial. Soy simplemente una persona que hace cosas. Desarrollo prototipos, organizo conferencias y aprendo (y desaprendo) tanto como puedo cada día. Me defino como apasionadamente curioso, positivo hasta la extenuación, pésimo cantante aunque correcto bailarín, autoindestructible, inventor de errores y amante de las risas estridentes