Por fin pude visionar la comedia de Jack Black “Rebobine por favor”. Me gustó y también me sorprendió por distintas razones que he decidido comentar.

Antes que nada, aclarar que este blog no es de cine, de hecho no soy crítico de cine, no hablaré de actuaciones, fotografía, castings o detalles de producción. Dejo a los múltiples sitios dedicados al séptimo arte esa noble tarea. El tema central que teje la coherencia de este blog no es otro que la figura del emprendedor.

Be kind, rewindEs por eso que hablaré del mensaje, de la esencia de la película, y sobretodo del buen sabor de boca que me quedó al final.

Si no la has visto todavía te recomiendo su visionado, mejor antes de a la lectura de este post, aunque no sea estrictamente necesario.

El protagonista de la película, al contrario de lo que se pueda pensar, no es Jack Black, el auténtico eje central es un negocio de alquiler de vídeos que se resiste a desaparecer, pero no ha evolucionado ni se ha adaptado a los tiempos modernos (no tiene DVDs).

El propietario (Danny Glober) se niega a venderlo y se embarca en un viaje por todos los videoclubs de la zona para tomar notas y en definitiva, salvar el negocio. Durante su ausencia, la tienda queda en manos de un encargado más bien patoso y del inefable Jack, el cual por accidente borrará todas las cintas del local. La solución al embrollo será crear versiones caseras de las películas “suecadas” (es el nombre que se inventan para ello), protagonizadas y dirigidas por ellos mismos. Dichas imitaciones de bajo presupuesto poseen un poderoso componente viral que provoca el éxito de los jóvenes creadores.

Independientemente del argumento y de sus escenas cómicas (algunas increíbles) la película nos muestra a personajes que no se rinden, que buscan siempre soluciones, que se adaptan al medio y emplean la imaginación y el talento. Pero sobretodo nos presenta a gente que disfruta con lo que hace y que no se desanima cuando el resultado final no es el esperado.

Mis conclusiones son :

  1. Se tu mismo, confía en tus instintos.
  2. No tengas miedo a probar cosas diferentes.
  3. La imaginación y el talento te pueden llevar muy lejos.
  4. Cuando no hay recursos el marketing viral puede marcar la diferencia.
  5. Se optimista, siempre hay parte de victoria incluso en las derrotas.
  6. Implica a la comunidad, utiliza la empatía a tu favor (por una causa o empresa).
  7. Nunca desafíes a las grandes empresas en su propio terreno :)
  8. No está todo inventado.
  9. Puedes hacer lo mismo que otros pero de forma completamente distinta (suecada).
  10. Jack Black no es tan mal actor!

Se que mucho opinaran que es sólo una película, que no es tan buena y que no ven el transfondo emprendoril que os estoy transmitiendo. Cada uno ve las cosas desde su propia perspectiva (ninguna buena o mala) y para eso existen los comentarios en los blogs…

Facebook Twitter Linkedin Pinterest Email